La suspensión y  la sustitución de la pena de prisión

Muchas de las penas de prisión que se impongan podrán ser suspendidas o substituidas según las circunstancias concretas de cada caso.

Esto supondrá que para aquellos casos en los que se cumplan los requisitos legales,  el ingreso en prisión quedará suspendido si el condenado respeta las condiciones de la suspensión.

Del mismo modo, algunas de las penas de prisión a las que se ha condenado a un extranjero, podrán ser substituidas por la expulsión del territorio nacional y la prohibición de entrada por un tiempo determinado.

En cualquier caso, dada la complejidad de estas cuestiones, será el Abogado defensor el que se encargará de estudiar y gestionar ante el Juzgado las correspondientes solicitudes de suspensión o substitución de la pena siempre que ello redunde en beneficio del condenado.